Riesgos

Comprendiendo los riesgos en la nube

🕑 6 minutos de lectura

En un mundo cada vez más interconectado, la adopción de servicios en la nube se ha vuelto una práctica común, según un informe de Grandviewsearch, se pronostica que para el año 2024, la gran mayoría del presupuesto de Tecnología de la Información destinado a infraestructura y software migrará hacia plataformas en la nube.

La promesa de mayor flexibilidad y escalabilidad ha llevado a muchas empresas, organizaciones y gobiernos a confiar en la nube para sus necesidades de almacenamiento y procesamiento de datos. Sin embargo, esta transición no está exenta de riesgos. Cuando utilizamos la nube, nos exponemos a una serie de desafíos que deben abordarse de manera adecuada para garantizar la seguridad y la eficiencia de las operaciones digitales de la organización.

Riesgos clave asociados con el uso de servicios en la nube

A continuación, exploraremos algunos de los riesgos claves asociados con el uso de servicios en la nube.

Ciberataques

Uno de los riesgos más evidentes en el entorno de la nube son los ciberataques que ocurren a diario a escala mundial. Al confiar en terceros para almacenar y gestionar nuestros datos, es fundamental asegurarnos de que esos datos estén adecuadamente protegidos. Las preocupaciones sobre brechas de seguridad y ciberataques son constantes en este contexto. En los últimos meses, hemos sido testigos de ataques a infraestructuras críticas y estratégicas a nivel global, así como a empresas del sector del entretenimiento y ocio. Un ejemplo de esto es el reciente incidente en el que las cadenas hoteleras MGM y Caesars en Las Vegas, Nevada, cayeron víctimas de grupos de ciberdelincuentes conocidos como ALPHV debido a un ataque de ransomware que afectó todas sus operaciones.

Este ataque impactó significativamente en el valor de mercado de MGM hace varias semanas, ya que los precios de las acciones cayeron, y la empresa aún no ha logrado recuperarse por completo de las interrupciones en los hoteles y restablecimiento del juego.

Privacidad de datos

La nube a menudo almacena datos sensibles y personales. El riesgo aquí radica en cómo se manejan y protegen esos datos, cumplir con regulaciones de privacidad y protección datos, como el GDPR y en España el RGDP esencial para evitar problemas legales y propiedad intelectual, el caso mas reciente fue la filtración de documentos confidenciales este mes de septiembre por parte de Microsoft que revelaron cosas como un nuevo diseño de Xbox Series X sin disco, juegos no anunciados de Bethesda y reflexiones a nivel de dirección o ejecutivas sobre la adquisición de su competencia o rival “Nintendo».

Disponibilidad de servicio

La nube es como un supermercado virtual, si de repente ese supermercado cesa sus actividades o tiene problemas de operatividad para prestar servicios, no podrás adquirir lo que necesitas, Lo mismo sucede con la nube si tu proveedor de nube tiene problemas, sufre interrupciones o se caen sus servicios críticos, las operaciones del día a día pueden detenerse y verse afectadas. Por eso, es importante tener un plan de gestión de continuidad de negocio en caso de emergencia o desastre.

 Cumplimiento regulatorio

Cada sector e industria y país tiene sus propias regulaciones por eso fundamental asegurarse de que el proveedor de la nube cumpla con las regulaciones correspondiente a tu negocio. De lo contrario, podrías enfrentar problemas legales y operativos, estamos en la era “compliance”, como es el cumplimiento de la ley DORA y la Directiva NIS2 próximamente por la organizaciones públicas y privadas.

Pérdida de datos

La protección de los datos es una prioridad fundamental en la era digital la constante transferencia de datos en la nube conlleva el riesgo de pérdida de información, ya sea durante la transferencia o debido a problemas técnico, La encriptación y medidas de seguridad como el cifrado son cruciales para prevenir este riesgo. Además, implementar sistemas de respaldo de datos es esencial para preservar la integridad de la información, ya que los datos representan el activo más valioso de las organizaciones.

Costes ocultos

Si bien la nube puede parecer económica por el ahorro de gestión de software y hardware, los costos pueden aumentar rápidamente si no se controlan adecuadamente. Los modelos de precios basados en el uso pueden resultar en facturas sorprendentemente altas si no se monitorean por ello “la confianza excesiva puede conducir un gasto inapropiado”.

Dependencia del Proveedor

Depender en exceso de un proveedor de nube puede ser peligroso. Si el proveedor enfrenta problemas o decide cambiar sus políticas, la organización podría verse afectada de forma muy grave.

Se debe planificar una estrategia de seguridad en la nube y construir un equipo sólido que integre esta división, es esencial contar con proveedores que ofrezcan una infraestructura de servicios rápida, altamente confiable y flexible. Por lo tanto, el refrán «poner todos los huevos en una sola cesta» no es la opción óptima.

Cómo realizar una gestión de riesgos sólida en la nube

Para mitigar estos riesgos, es importante implementar una gestión de riesgos sólida en la nube a través de un software grc. Aquí hay algunas estrategias clave:

Evaluación de riesgos

Comenzar por comprender los riesgos específicos para de los diferentes servicios, procesos en su totalidad todo ecosistema de negocio en la nube de la organización. Esto implica identificar los tipos de datos que se almacenan, revisar las diferentes regulaciones relevantes y evaluar la seguridad del proveedor.

Selección de proveedor confiable

Elige un proveedor de nube confiable, revisar su historial de seguridad y tiempo de actividad.

Implementación de medidas de seguridad

Priorizar la ciberseguridad: Utilizando e implementando la autenticación de múltiples factores y encriptación. Mantener los sistemas actualizados y monitorear constantemente la seguridad.

Planificación de continuidad del negocio

Preparar un plan para lidiar con la interrupción del servicio de la nube esto puede incluir copias de seguridad y redundancia.

Monitoreo y evaluación continua

La gestión de riesgos en la nube es un proceso constante donde se debe monitorear y evaluar regularmente tus sistemas y políticas.

Formación

La formación en servicios en la nube es esencial y primordial para mitigar riesgos, promover una cultura de seguridad dentro la organización desde la alta dirección y garantizar el cumplimiento de normativas y estándares. Esta capacitación se dirige tanto a equipos técnicos como a usuarios, abordando aspectos técnicos y regulaciones.

Por último, la gestión de riesgos en la nube es esencial para proteger los activos críticos de una organización en un entorno de nube en constante evolución. Al identificar, evaluar y mitigar los riesgos, las organizaciones pueden aprovechar los beneficios de la nube de manera segura y efectiva, manteniendo la integridad de sus datos y la continuidad de sus operaciones.